Diario de Libros - A diary of books

Diario ecléctico de libros. Opiniones y reseñas de lecturas.

Mi foto
Nombre:

domingo

La Lectura de Un Libro

Cuando nos enfrentamos a ese inmenso objeto que es un libro (y en este artículo me referiré sobre todo al libro de ensayo). Debemos ser conscientes de que un libro, al igual que comienza a escribirse mucho antes de ser redactado, debe comenzar a leerse mucho antes de siquiera abrirlo.

Retrato de Dante- Signorelli
¿Que sentido tiene conocer una respuesta antes de plantearnos la pregunta? Uno busca respuestas porque hay dudas o inquietudes que se quieren resolver. La sociedad actual nos ha inculcado un comportamiento mecanicista a lo largo de nuestra formación que consiste en absorber información en lugar de buscar su esencia a través de la observación y de la duda sistemática. Nos hemos visto abocados a una herencia pasiva en nuestra actitud frente al conocimiento. No puede haber satisfacción ante las respuestas si estas no responden a inquietudes que previamente nos han asaltado.

El conocimiento, como fin en si mismo, se consagra gracias al placer que supone recorrer el sendero de preguntas y respuestas, mediante la observación y el análisis. La dialéctica platónica y aristotélica nace como la forma más natural y efectiva de planteamiento de preguntas y respuestas ¿Por qué? Porque el diálogo en general es una secuencia de respuestas a las múltiples preguntas que, de forma inconsciente, nos formulamos durante la conversación. Pues bien, este diálogo debe repetirse entre el lector y el libro. De lo contrario estaríamos ante un soliloquio del libro en el que no somos actores sino espectadores, y que nos impide tener toda capacidad de crítica, de posibilidad de ordenación de ideas y de conceptos, de posibilidad de razonamiento y de confrontación de opiniones, y, en definitiva de placer ante el conocimiento.

Los grandes filósofos, quizá por su amor al conocimiento, han sabido siempre que las preguntas son más importantes que las respuestas. Probablemente también porque sin las primeras no existan las segundas o porque la pregunta contiene en su seno la respuesta deseada, o, finalmente, porque la pregunta traza ya la dirección del camino. Por lo tanto antes de comenzar la lectura de un libro que no responda a inquietudes previas, debemos hacernos las preguntas que las hagan aflorar.

Acerca del autor ¿Quién es el autor del libro?¿Donde y cuando nació y cual es el entorno en el que vivió? Acerca del libro ¿Cuál es el tema esencial del libro?¿Por qué lo escribió el autor?¿Cual es mi opinión acerca del tema?¿Cuales son mis dudas y mis certezas? Esta estructura previa de preguntas hará cada vez más imperiosa la lectura y, con ella, un diálogo de igual a igual con el autor. La crítica será más efectiva dado que probablemente no encontremos respuestas a muchos de los interrogantes previos y la memorización será más efectiva ya que habremos vivido el libro con entusiasmo.

Etiquetas: , , , , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal